Cosas No Dichas y otras historias cortas

Cosas No Dichas y otras historias cortas

 Cosas No Dichas y otras historias cortas es un libro por el escritor Richa Robelo publicado por oNÍRICASEdicioneS el 17 de Diciembre del 2011. Contiene cuatro novelas: “Aventuras en el Rin”, “Anatomía de Una Relación”, “Juegos de poder” y “Cosas No Dichas”.

 El libro es la única publicación de prosa del autor con la editorial, y presenta una variación de su tendencia a escribir historias de alta fantasía. En vez de éso, el trabajo en Cosas No Dichas es reminiscente a las novelas realistas Malas Experiencias… y Francisca.

 Al ser cuestionado al respecto en una entrevista reciente, Richa Robelo afirmó que “escribir Cosas No Dichas fue un exorcismo“.

Contenido

Revisión general

 Como el nombre del libro sugiere, Cosas No Dichas está compuesto de historias separadas. Aunque algunas de ellas comprenden la suficiente longitud para ser consideradas como novelas únicas e independientes, el autor ha explicado la razón de llamarles “historias cortas”. Él alude a cómo las historias de la serie “Novela Fantástica” usualmente comprendían sagas de 50 o más capítulos. “(…) así que… sí, éstas historias son más cortas de lo que normalmente suelo escribir“.

 El libro marcó un retorno al estilo realista que no había sido visto en su obra desde el trabajo en la novela Francisca (2005). El editor, Jerry Brazas, expresó su opinión respecto al libro, diciendo que en muchos aspectos se parecía a Francisca “pero llevado al siguiente nivel”, concluyendo que “Richa Robelo… ha dado a luz un corazón“.

 El autor señala que el hacer éste libro fue “como un exorcismo” para él. A un año del lanzamiento de su primera edición, Robelo expuso sus pensamientos respecto a su propio trabajo:

…tengo que admitir que a éstas alturas, Cosas No Dichas no me parece un logro tan importante. Supongo que es hasta tiempo después de escrito que se te pasa ésa omnipotencia narcisa, y empiezas a ver de manera un poco más imparcial las fallas en tu propio trabajo.

Desarrollo

 El trabajo para el libro comenzó en 2010. Robelo tomó inspiración de uno de sus autores predilectos: Hermann Hesse, y comenzó a trabajar en una novela titulada “Cosas No Dichas“. En homenaje a la obra cumbre de Hesse, El lobo estepario, nombró a los dos personajes centrales de la historia “Harry” y “Armanda”.

 El trabajo corrió de manera constante durante la segunda mitad del 2010 y Robelo completó cinco capítulos que le entregó a la editorial mientras aún se estaban haciendo los arreglos de marketing de Libreta Perdida, para que ésta considerara la posibilidad de publicarlo.

 Más adelante, sin embargo, el autor optaría por no seguir adelante con su trabajo y en vez de éso decidió dedicar su esfuerzo a trabajar en historias separadas; Robelo entonces reformuló el proyecto y expresó su deseo de realizar un “Bestiario”, siguiendo las tendencias literarias marcadas por los autores Juan José Arreola, Julio Cortázar y Franz Kafka. Conceptualizó, pues, incluír cuatro historias en el libro. Ésto lo hizo porque, según él, en la novela original en la que se encontraba trabajando “(…) había cosas ‘muy obvias’. La novela era auto-biográfica, y cualquiera que la leyera hubiese podido identificar qué era lo que estaba diciendo de quién y cuando había ocurrido todo“. La mayor parte del trabajo de la novela original fue desechado, solo partes y trozos fueron re-utilizados más adelante en algunas de las historias finales. Robelo aún hace mención de El lobo estepario como uno de los libros que Ninnusa tiene en su alcoba en la tercera historia, Juegos de Poder.

 El autor había pensado en “Aventuras en el Rin” como el título de la cuarta historia, pero a la altura de Octubre del 2011, aún no tenía nada escrito. Se pensó en la posibilidad de lanzar el libro con tan solo “Anatomía de una Relación“, “Juegos de poder” y “Cosas No Dichas“. Después de contactarse con la editorial Robelo se comprometió a intentar escribir la cuarta historia, pero dijo que si no la tenía lista a tiempo, la editorial podría correr tan sólo con las primeras tres.

 Robelo terminó de escribir Aventuras en el Rin en un lapso de tan solo 20 días; la historia terminó siendo la más segunda historia más longeva de las incluídas en el libro, detrás de Anatomía de una Relación.

Resumen

Aventuras en el Rin

 Aventuras en el Rin sitúa al lector en un contexto cuasi-distópico. Cuenta la historia de Walter Kramer, un jóven luchador quien ve en duda toda su prometedora trayectoria y futuro cuando es mandado llamar por la Suprema Corte de Honor y de Justicia de la Nación para ser enjuiciado. La Suprema Corte es la máxima autoridad en la sociedad donde vive Walter, y una especie de ente onmipresente que juzga de manera severa cuanta injusticia sea denunciada, desde violaciones y asesinatos hasta el hurto de una hogaza de pan. Erika, una mujer con la que Walter aparentemente tuvo alguna conexión en el pasado, es quien ha levantado una denuncia en su contra, y ahora Walter corre el riesgo de ser condenado a muerte por la corte.

 La novela tiene un inusual cambio de narrativa que oscila entre la primera y tercera persona; en otras palabras, en ocasiones se pueden leer pensamientos que emanan del interior de la cabeza del protagonista, y en otras se lee la narración desde el punto de vista de un “observador externo”.

 De las cuatro historias incluídas en Cosas No Dichas, Aventuras en el Rin es la única que no se desarrolla en un ambiente escolar-estudiantil, haciéndola a su vez una de las pocas historias en el repertorio de Richa Robelo que poseen dicha característica.

Anatomía de Una Relación

 Cuenta la historia de Reiactiaro, un jóven artista y dramaturgo que ha tomado la resolución de suicidarse.

Estilísticamente, ésta novela marca un “ahora” (que es la historia que se está desarrollando al momento) y un “antes” (en las cuales la narrativa voltea hacia atrás en el tiempo y explora lo acontecido en el pasado del personaje). La trama explora las relaciones, fricciones y rechazos con las mujeres que al protagonista le atraían durante y después de sus años en la Universidad, mientras empuja al lector a intentar descifrar porqué todo ha desembocado en el momento “actual”.

Juegos de poder

Juegos de poder narra la historia de Ninnusa, una jóven estudiante de tercer semestre de la carrera de Psicología. Ninnusa es una jovencita tierna, cariñosa y aniñada, pero cuando conoce a Abraham, la oscura verdad que yace oculta detrás de su linda mascarada corre el riesgo de salir a flote. Abraham es un estudiante de noveno semestre que, como lo marcan sus obligaciones en el Servicio Social de su escuela, debe “apadrinar” a Ninnusa y por lo tanto auxiliarla en lo que le sea necesario. ¿Cuáles serán los oscuros secretos que la tierna jóven guarda en su alcoba?

Cosas No Dichas

Sigue la historia de Óscar, quien sufre una crisis psicológica cuando se entera de que su amiga de muchos años, Mimí, ya tiene un novio. La historia sigue los pensamientos torcidos de Óscar mientras se percata, demasiado tarde, que sentía una atracción poderosa hacia su amiga y que ahora ha dejado de ser una alternativa amorosa para él.

Poemas No Declamados

 Algunas ediciones de Cosas No Dichas incluyeron un pequeño cuadernillo anexo con poesía alusiva al contenido en prosa del libro. Dicho cuadernillo contiene tres poemas: “Tolerancia a la Ambigüedad”, “Yacimiento Petrolero” y “Ventisca”.

 El 18 de Diciembre del 2011, un día después del lanzamiento del libro, Robelo subió el poema “Yacimiento Petrolero” a su blog como un poema promocional como parte de la campaña de difusión de Cosas No Dichas.

 “Ventisca”, por su parte, fue un poema escrito durante la era de Corazones Tinieblas. Estaba originalmente contemplado para ser el poema “de cierre” de dicho libro, pero al final fue reemplazado por “Pequeña Niña”. Los primeros versos de “Ventisca” aparecen en la segunda historia del libro, Anatomía de una Relación, y son escritos por el protagonista de la historia, Reiactiaro, cuando observa que hay un jóven cortejando a Lilium, una de las muchachas que más le atrae. El contexto del poema, así como la razón de su nombre (“Ventisca”) es mejor entendido cuando uno lee la historia en la cual está incluída.

 Tanto “Tolerancia a la Ambigüedad” como “Yacimiento Petrolero” fueron más adelante integrados en el séptimo libro de poemas de Robelo, Pararrayos.

Recepción

 Desde su publicación, Cosas No Dichas ha recibido respuestas de mixtas a positivas por parte de los críticos y del público en general. Los críticos por su parte, aprobaron el cambio de estilo en la escritura por parte de Robelo, aludiendo a un trabajo “más profundo y artístico”. La mayor parte se han decantado por realzar las primeras dos historias, “Aventuras en el Rin” y “Anatomía de una Relación“, mientras que coinciden en que la historia del título (“Cosas No Dichas“) es la más débil del lanzamiento.

 Tomás Encinas, describió el estilo de redacción de Robelo como muy “traqueteado”. “Robelo tiene sin duda una buena capacidad de crear tramas envolventes, que te atrapan y te hacen querer seguir leyendo el libro, hasta el final. Pero éstos esfuerzos son arruinados por los errores gramaticales que aparecen como plaga al interior de la publicación. Honestamente, no sé si es el autor a quien se deba culpar, o al editor por no hacer su trabajo y señalarle éstas fallas. Realmente es una lástima, porque las historias, en cuanto trama y mensaje, son buenas, pero el disfrute de mi lectura es interrumpido cada vez que encuentro una palabra repetida, o un error de redacción. Los errores gramaticales de ésta obra son, para mí, baches en una carretera que pasa por paisajes fascinantes.” Timoteo García coincidió con Encinas señalando los mismos errores de redacción que él. “Las primeras dos historias, Aventuras en el Rin y Anatomía de una Relación son interesantes, pero al llegar a Juegos de Poder, me da la impresión de que ésa historia fue escrita en una noche de desvelo del autor. Una larga noche sin agua ni alimento alguno.” García reconoció a la primera historia, “Aventuras en el Rin” como “…sin duda, el highlight del libro.

 David Báez coincidió con los otros en señalar errores gramaticales pero también en apreciar el contenido de Aventuras en el Rin, notando que “…aún con todas las fallas que puede llegar a tener, el libro merece la pena ser comprado, sólo por ésa historia“. Roberto Cristiano, por el contrario, criticó Aventuras en el Rin, notando el cómo “en ocasiones, me la paso hojas enteras leyendo sobre los procedimientos y artículos de Estrella Roja. Ahora díganme algo: cuando tú lees una novela, ¿te interesa saber sobre las leyes?, ¿te interesa conocer las legislaciones? Creo que Robelo se ha excedido demasiado en éste aspecto, haciéndole cansado al lector el seguimiento de la historia.” El crítico continúa: “A pesar de ésto, debo admitir que Robelo ofrece un clímax por demás interesante, y el final sin duda es inesperado.“. Aún entonces, Cristiano consideró a “Anatomía de una Relación” como la mejor historia incluída dentro del libro.

 Nathan Bueno señaló: “Robelo aún estará lejos de llegar a alcanzar a los ideales que ha citado, Hermann Hesse y Aldous Huxley, pero con ésta obra se sitúa más cerca que antes.” Explicó que la escritura en Cosas No Dichas era “sin duda, más cercano a literatura artística“. Roger Armas, por su parte, comentó: “sin importar lo que ha escrito Robelo en el pasado, creo que a éstas alturas sería estúpido odiarlo, al menos en cuanto a su trabajo como escritor se refiere. De hecho es… (pasa saliva) …bueno.

 En una revisión reciente al libro, Carlos González escribió: “Al principio, coincidí con otro crítico en el sentido del estilo de escritura ‘traqueteado’. Pensé ‘¿qué es ésto? ¿a qué tipo de simio pusieron a escribir?’. No fue sino hasta que me adentré más al interior del libro, que entendí que no se trataba de un error: es el estilo de escritura del autor. Robelo escribe, con plena consciencia, oraciones mutiladas, a veces sin sujeto, a veces sin predicado. A veces sin verbo y a veces sin sustantivo. Ésto le da un toque muy poético a su escritura. Debo admitir: es original, pero a la vez lamento decir que no ha de ser muy bien recibido por muchos otros estudiosos del arte.

 Martín Frausto, en su propia revisión, argumenta: “Quizás, para los círculos de intelectuales, Cosas No Dichas distará mucho de ser una ‘obra revelación’ de la literatura, pero el proyecto en su entereza cobra reelevancia cuando se investiga el transfondo y la trayectoria del autor; y he de decir, que para un individuo que no tiene un background en Letras y que (virtualmente) ha tenido CERO cursos de redacción literaria, Cosas No Dichas es, sin duda, una obra maestra.

Música

Artículo principal: Cosas No Dichas y otras historias cortas (soundtrack)

 Como es una costumbre en la literatura de Robelo, se publicó de manera independiente un soundtrack alusivo. De manera similar al libro, el disco se divide en cuatro, teniendo cada una de las historias piezas musicales que las representan, así como estilos diversos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s