Novela Fantástica VIII: Los Artífices de la Verdad

 Los Artífices de la Verdad es la octava entrada dentro de la saga Novela Fantástica por Richa Robelo. Ideada entre 2014 y 2016, la historia es narrada en cuatro libros (o “tomos”) cortos. La trama gira en torno a un grupo de 7 personajes provenientes de distintas partes del mundo, que son convocados a un lugar llamado Monte Salvatorre, presuntamente por ser candidatos viables para aprender a dominar una energía denominada “Meta-Voluntad”. No obstante, la convocatoria y sus circunstancias resultan ser bastante oscuras y misteriosas.

 A lo largo de la novela, el misterio se mantiene como un ingrediente constante, siendo algo que distingue a Los Artífices de la Verdad del resto de las entregas de la serie. La dirección de la trama cambia de un libro a otro, y no es sino hasta el final que se le da sentido a todos los eventos de la historia.

 El elemento emocional-sentimental también tiene mucha más presencia y peso que en las otras novelas fantásticas del autor: la tristeza, el desamor, el despecho, y los sentimientos de soledad e incomprensión del protagonista son explorados de manera extensa; además, es su primera novela de corte fantástico en la que la historia de amor de los dos personajes principales constituye el pivote principal de la trama.

 Con respecto a la publicación de la obra, el autor ha pronosticado un panorama complicado, citando factores económicos y de proceso editorial, además de que, desde un inicio, la novela ha compartido espacio con sus otros proyectos literarios. “Por el momento, me es imposible saber cuándo podré dar a conocer éste trabajo, ni por qué medio lo podré hacer“.

Argumento

 La historia sigue a Lion Zidane, quien, junto con el resto de los convocados, llega a un Templo que se encuentra en la cima del Monte Salvatorre. Son recibidos por Jesús, un monje que les explica que están ahí por petición del Maestro di Gratzie, y que antes de conocerlo deberán pasar seis pruebas. De éste modo arranca la trama.

 De inmediato Zidane se percata de que él es el único varón convocado, situación que le parece bastante favorable pues, siendo él un seductor empedernido, le hace pensar que podrá aprovechar para tener amoríos y encuentros casuales. A pesar de siempre mostrarse gallardo y confiado, comienza a ganarse la simpatía de todas las mujeres, y al mismo tiempo a sorprender con sus habilidades y fortalezas a los maestros que le aplican las pruebas, a tal punto de llamarle la atención al propio di Gratzie. No obstante los problemas de Zidane inician cuando conoce a Vorey Chrome, mujer con quien experimenta por vez primera el amor, y cuya relación ultimadamente resulta en tragedia.

 A lo largo de la novela la historia cambia constantemente de dirección; luego de que se les enseña a los protagonistas a dominar diversos poderes, las intenciones del Maestro di Gratzie son reveladas; y Zidane y los otros conforman un equipo para enfrentar a unas criaturas llamadas Oaquillis, quienes parecen ser manifestaciones del mal que de alguna manera han adquirido corporeidad. Conforme la trama avanza, Zidane y sus aliados descubren que detrás de los Oaquillis existe una oscura organización la cual pretende dominar el mundo de manera silenciosa a través de la ignorancia de la gente, la cual les da el poder para influír sobre ella al convencerla de realidades falsas.

 En el proceso, Zidane se debe confrontar con su propio pasado, que es marcado por la soledad y el abandono. Conforme pasa el tiempo comienza a sentirse incomprendido por Jesús y sus compañeras y se separa del grupo. Algunas siguen tras él, mientras otras se quedan con Jesús, produciéndose una primera fisura en el equipo. Sin embargo, progresivamente Zidane se va quedando más y más solo hasta que finalmente sólo Vorey queda a su lado. Pero es traicionado y abandonado por ella y se hunde en profunda depresión.

 Aunque Zidane se las arregla para seguir adelante y regresar a apoyar a sus compañeros en la última batalla, sus emociones de incompletud y vacío quedan abiertas, de igual manera que el término de la historia.

Anuncios