Novela Fantástica V: De lo que Aconteció

 “De lo que Aconteció” es el nombre de la quinta novela de la serie Novela Fantástica creada por Richa Robelo.

Ubicada en la era Colonial de México, la trama de De lo que Aconteció se centra en el mercenario criollo Salvador Armenta quien se une con varios otros para hacerle frente a la Corona Española, la cual injustamente se está quedando con las ganancias del trabajo de los oriundos del lugar. Conforme la historia progresa, la situación cambia de dimensiones y Salvador debe enfrentarse a Tonatiuh, su antiguo maestro y el antagonista principal de la novela.

La trama está basada en la historia original por Hironobu Sakaguchi y Tetsuya Nomura.

Contenido

Trama

 De lo que Aconteció se ubica en la época Colonial, en la cual México era conocido como la “Nueva España“. La aparición de ciertos personajes históricos, tales como Felix Calleja y Juan Ruiz de Apodaca, sugieren que la novela se sitúa entre los años 1815 y 1821, durante la segunda mitad de la revuelta Independentista de México. Aunque es referida en ocasiones como la “novela histórica” de Richa Robelo, él admite que no es tal.

A pesar de que la novela utiliza ciertos personajes y eventos de la historia mexicana, inserta varios otros eventos que no ocurrieron, entremezclado con rasgos de ciencia ficción, incluyendo elementos de mitología azteca y maya.

Resumen

La historia comienza con el criollo Salvador Armenta trabajado con el pequeño grupo independiente “Insurgencia”, proveniente de Zacatecas. Insurgencia se dedica a derrumbar instalaciones de los centros mineros del estado en reclamo a la Corona Española por “robarle el dinero a la gente de Nueva España”. El líder del grupo, un hombre de piel oscura y complexión corpulenta llamado Israel, en un inicio tiene bastantes diferencias con Salvador, no obstante no tiene otra opción más que trabajar a su lado, pues el entrenamiento militar que posee lo hace una adición muy valiosa para la causa de Insurgencia. Bertha, amiga de la infancia de Salvador, también es apoyo importante del grupo de rebeldes.

Aunque la primera misión de Salvador y los otros en Concepción del Oro es exitosa, más adelante son interceptados en el centro minero de SombrereteFélix Calleja se presenta por primera vez ante ellos, y sus guardias rodean y atan a Salvador, Israel y Bertha.

No obstante que logran escapar, Salvador termina cayendo de un gran precipicio, y se separa de sus compañeros.

Posteriormente el protagonista conoce a Citlali Morán; e inmediatamente después unos guardias españoles aparecen en escena, queriendo arrestarla. Citlali le pide a Salvador que sea su guardaespaldas, a cambio de ofrecerle salir a bailar juntos en alguna ocasión. Él acepta. Así pues, Salvador la devuelve a casa de su madre, Eva, pero cuando se dispone a marcharse para tratar de reunirse con Insurgencia, Citlali se niega a dejarle ir solo e insiste en acompañarlo.

Las cosas se complican en el regreso, Citlali resulta capturada y la mitad de los miembros de Insurgencia son asesinados por miembros del ejército español, quienes provocan un “supuesto accidente” del cual culpabilizan a los mismos rebeldes. Salvador, Israel y Bertha logran escapar de manera milagrosa, pero el accidente deja a una gran cantidad de personas muertas.

Enfadados como nunca antes, Salvador y sus compañeros intentan infiltrarse en el Castillo de Chapultepec y cobrar venganza contra la Corona Española y el ejército. Dentro del castillo, conocen a Chak Óoxlahun, un jóven indígena que matienen preso. Él se les une temporalmente.

Luego de reunirse con Citlali, Salvador y los otros intentan escapar del castillo, más son interceptados, y son llevados ante Félix Calleja, quien luego de reprenderlos los manda encerrar dentro del castillo.

Ésa misma noche, el castillo cae bajo asedio y todos los guardias son asesinados. Al salir a investigar, Salvador y sus compañeros encuentran a Félix Calleja muerto. La espada que lo atraviesa le es familiar a Salvador; es aquella de su antiguo maestro Tonatiuh.

Juan Ruiz de Apodaca llega al castillo, argumentando que él será el nuevo virrey a partir de ahora. Salvador le dice a sus compañeros que huyan, mientras él se queda a combatir con Apodaca en un enfrentamiento uno-a-uno. Aunque Salvador hiere a Apodaca, él logra huir antes de que Salvador logre terminar con él. Los rebeldes, por su parte, huyen de la ciudad de México utilizando una carreta.

El resto de la historia Salvador se la pasa viajando por distintas ciudades del país, en busca de Tonatiuh. En sus viajes conocen a distintas personas, algunas de las cuales se le unen en su viaje. La historia continúa desdoblándose mientras se comienzan a introducir elementos de la mitología azteca según la cual (según la interpretación que se hace dentro de la novela), la era del “Quinto Sol” está por llegar a su fin.

La era terminará con una serie de terremotos; el Dios bajará y purificará todo cuanto quede.

En la novela, la “serie de terremotos” de los cuales habla la antigua profecía azteca se traducen como los movimientos armados (comunes a finales de 1820), y la “purificación” de la cual se habla en realidad es una matanza masiva. El Dios del que habla es en realidad Quetzalcóatl, quien bajará en busca de sacrificio humano para mantenerse con vida.

Tonatiuh se entremezcla en la trama, diciendo (en lo que al principio parece un delirio): “Ésta es mi era. Es mi responsabilidad darle fin.” Sin embargo conforme va progresando la historia sus palabras van cobrando más sentido, dado que en la mitología mexica, Tonatiuh era el dios del sol (“Quinto Sol”). La historia, entonces, revela que el plan de Tonatiuh es que Quetzalcóatl encarne en él.

En el clímax de la historia Tonatiuh logra su cometido y Salvador y sus compañeros deben enfrentarse a Quetzalcóatl para evitar la destrucción del mundo a manos suyas.

Personajes

Los personajes principales de De lo que Aconteció son:

Salvador Armenta: Personaje principal de la historia. Criollo, perteneció al Cuerpo de Presidiales (un cuerpo de élite dentro del Ejército Realista de la Nueva España). Tiene severos problemas de memoria, siendo que no puede recordar varios detalles de su pasado.

Israel Puga: Un sujeto de tez morena y fornido. Descendiente de negros. Líder del pequeño grupo rebelde “Insurgencia”. Como se descubre más adelante en la historia, Israel es proveniente de la ciudad de Guanauato, en donde se le es odiado por un crimen que él no cometió.

Bertha Hernández: Criolla, dueña de la pequeña cantina en la cual Insurgencia se reúne para planear sus ataques. Ella es proveniente del mismo pueblo que Salvador y lo conoce desde pequeña; ella es quien lo invitó originalmente a formar parte de Insurgencia.

Citlali Morán: Una jóven vendedora de flores que extrañamente es perseguida por oficiales de la Corona Española. La historia más adelante revela que es una sacerdotisa mexica, descendiente directa de indígenas. Es encontrada (aún cuando niña) por Eva Morán, quien la toma como hija.

Chak Óoxlahun: Un jóven adolescente proveniente de la ciudad de Chichén Itza, en Yucatán. Descendiente directo de la cultura maya. Aunque no lo sabe hasta más adelante en la historia, su padre defendió a su pueblo valientemente en la primera revuelta independentista.

Ángel Marcos: Un hombre de edad mediana que se une a Salvador y sus compañeros, que realmente es un espía al servicio de Apodaca. No obstante al final tiene un cambio de opinión, y decide quedarse a pelear al lado de Salvador y los otros.

Peter Heller: Un explorador inglés, residente de España. Cuando era jóven, iba a ser patrocinado por la Corona Española para ir a explorar territorios desconocidos a bordo de un globo aerostático. No obstante, ésto fue cancelado, haciendo que Peter se volviera resentido en contra de la Corona. Su sueño se cumple más adelante en la historia cuando junto con Salvador y los otros roban un globo aerostático conocido como el “Altoviento”, el cual él dirige y con el cual translada al grupo de viajeros de un lugar a otro.

Lourdes Rivero: Una ágil jóven que vive de hurtarle cosas a los viajeros. Después de que se les une a Salvador y a sus compañeros, se revela que ella es proveniente del sur de la Nueva España, y que había huido de su familia al tener diferencias con ellos.

Héctor Álvarez: Un ex-agente de la Corona Española. Callado y reservado, no se sabe mucho de él. Su amada lo dejó por un jóven arqueólogo, mientras él fue dejado a su suerte.

Tonatiuh: El principal antagonista de la historia. Al igual que Salvador, Tonatiuh perteneció al Cuerpo de Presidiales. Las habilidades de Tonatiuh en batalla no tenían igual; lo cual hizo que pronto se convirtiera en toda una leyenda en los círculos de milicia y entre los nobles. No obstante muere en una misión en Jalapa, Veracruz, y nadie había oído hablar de él desde entonces. Sin embargo, a lo largo de la historia comienza a tener distintas apariciones, lo cual hace que los protagonistas comienzen a cuestionarse si es que realmente murió o no.

Desarrollo

De lo que Aconteció surgió originalmente como un pequeño cuento de tres cuartillas que Robelo escribió en co-autoría con Carmen Rodríguez, su madre, a principios del 2001. El cuento originalmente fue escrito para una tarea de su materia de Historia, en secundaria, y comprendía el diálogo entre dos ex-militares -don Antonio y don Rafael-, que se encontraban repasando sus vivencias dentro de la intervención francesa. Cuando llegó el momento de ponerle el título, Carmen simple y sencillamente sugirió “De lo que Aconteció“.

Acabado el diálogo original, Robelo continuó trabajando sobre él, desarrollando el texto. A modo de “flashbacks”, insertó dentro del diálogo escenas recreadas sobre don Antonio y don Rafael cuando eran jóvenes. El resultado fue un texto de 27 cuartillas de largo. El cuento también explora un poco dentro de las indecisiones de Maximiliano de Habsburgo, dada su simpatía por los postulados liberales, pero su compromiso con el grupo conservador que era el que lo había llevado al poder. También incluía bastantes datos históricos, tales como las cifras exactas de la deuda externa que tenía México en aquél entonces. Todo es narrado con la simplicidad y amenidad características de la obra Robeliana.

Como era costumbre, el autor le hizo un espacio a varios de sus compañeros de clases; la historia incluye los cameos de Ricardo Solórzano como el desdichado del pueblo, Héctor Álvarez como el jóven misterioso que ataca a Maximiliano al desembarcar éste en México, Marcela Barrera como la emperatriz Carlota y Daniel Juárez haciendo las veces de Benito Juárez.

Como todo, De lo que Aconteció tuvo su serie de deficiencias, tales como la creación excesiva de fragmentos no-históricos (o que nunca ocurrieron), a veces más encaminados a la evolución del personaje real que del histórico (por ejemplo, toda la historia de la emperatriz Carlota está altamente dramatizada, sin duda más encaminada a hacerla parecida a Marcela, por quien Robelo sentía cierta antipatía), además de ciertas preocupaciones que parecían ser más del autor que de los personajes en sí (p. ej., Maximiliano preocupándose de “qué dirá la gente”).

Después de escribir éste cuento, más adelante Robelo escribió otro pequeño fragmento para la misma clase de Historia. El texto contaba sobre dos soldados que eran enviados a investigar un navío abandonado que había encallado hacía muchos años en la playa de Veracruz, Veracruz. La gente oriunda del lugar había reportado acontecimientos extraños y sugerían que dicho navío era el origen del problema. Éste fragmento es casi idéntico al “flashback” de Salvador en Tlaxcala, en el cual les cuenta a Israel, Bertha, Citlali y Chak sobre la última vez que había visto a Tonatiuh.

El texto original escrito por Robelo carecía de nombre. En él, el protagonista Zacarías, alias “el Nube” (Salvador en la novela final), y Héctor Álvarez (Tonatiuh), llegan junto con otras dos milicias a la ciudad. Una jóven llamada Andrea (Bertha en la novela final) se ofrece a mostrarles el camino por el acantilado en donde había encallado la embarcación. Ellos aceptan.

Al llegar a la embarcación se dan cuenta de que existe una extraña escultura adentro (más adelante descrita como la Coatlicue). Héctor se obsesiona con ésta y se vuelve francamente loco, así que Nube se ve obligado a terminar con su vida para poder salvar a Andrea.

Al estar estudiando Historia de México en la Preparatoria bajo la tutela de la Mtra. Norma Lilia, Robelo encontró apasionante el tema y se preguntó a sí mismo porqué no hacer una Novela Fantástica basada en la época colonial.

Música

Richa Robelo compiló un conglomerado de pistas musicales para acompañar su trabajo escrito, resultando en el primer soundtrack acompañante de una Novela Fantástica, algo que se convertiría en una tradición para sus subsecuentes trabajos.

Aunque obtenida de diferentes fuentes, toda la música acompañante a la novela fue compuesta por Nobuo Uematsu, y es interpretada por orquesta sinfónica completa.

El disco fue originalmente compilado en el 2002. En el 2010, en festejo al Centenario de la Revolución Mexicana, Robelo lo re-lanzó en su edición “Centenario”, incluyendo ahora dos discos, en los cuales la música se distribuye de acuerdo a los dos libros que componen la novela. La edición Centenario también incluye la sinfonía completa de La Noche de los Mayas, compuesta originalmente por Silvestre Revueltas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s