La Escuela de los Golpes Duros

La Escuela de los Golpes Duros

 “La Escuela de los Golpes Duros” es el soundtrack del proyecto de novela del mismo nombre, ideado por el escritor mexicano neo-romanticista Richa Robelo.

“La Escuela de los Golpes Duros” estaba planeada originalmente para ser la séptima entrega de su serie Novela Fantástica (que después terminaría siendo “Escuela de Psíquicos”). Después de una serie de experiencias frustrantes que tuvo al ser practicante del área Clínica de la Facultad de Psicología de la Universidad de Guanajuato, Richa Robelo decidió producir el soundtrack de manera independiente, publicando un limitado número de copias el 4 de Enero del 2010.

Al igual que el resto de los soundtracks compilados para sus novelas, “La Escuela de los Golpes Duros” reúne el trabajo de una gran cantidad de talentos musicales. La pieza que Robelo eligió como tema principal de “La Escuela de los Golpes Duros” fue compuesto por originalmente por Tsukasa Tawada. El disco también contiene trabajos de compositores de renombre, tales como John Williams, Clint Mansell, y el favorito personal del autor Nobuo Uematsu.

Premisa original de la novela

La historia nos narra sobre un jóven, Ricardo Sulfez, que llega a Olympus Plateau, un centro educativo ficticio que, dentro de la novela, es reconocido como el mejor a nivel mundial.

Recluído en la parte más alta de una montaña, Olympus Plateau se jacta de tener en su plantilla a los intelectuales más destacados en cada una de sus disciplinas: artistas y científicos reconocidos en todo el mundo, así como deportistas y atletas del más alto nivel. Cada año, éste centro de estudios de élite recibe peticiones por parte de alumnos de todo el mundo para ser instruídos por los mejores; pues el graduarse de Olympus Plateau era sinónimo de éxito en la vida (en el “mundo mortal”, como se le denomina a todo lo que está más allá de las instalaciones escolares).

No obstante, las exigencias para ingresar a éste grupo de élite son muy estrictas, pues se exige a los aspirantes no solamente sean alumnos de gran desempeño académico, sino que además, tengan una excelente condición física, la propia de un atleta de alto rendimiento.

Existen estudiantes de gran desempeño y con una excelente condición física que captaban el ojo de Olympus Plateau, y los cuales recibían directamente una carta de admisión de su parte. Éstos jóvenes son conocidos como “doble virtuoso“, o, como se refieren a ellos la mayoría de los personajes en la historia, “olímpicus

Los “olímpicus” son de manera usual jóvenes que han participado en competencias nacionales y/o internacionales, tanto en olimpiadas de conocimiento (de Matemáticas, Química, Física, Biología), como en certámenes deportivos. Y con sólo su carta de invitación, ya tienen apartado un lugar en las aulas de Olympus Plateau.

Otros jóvenes, sin embargo, deben intentar el difícil proceso de admisión por su cuenta, esperando cumplir con las exigencias de la institución. Tal es el caso del protagonista; proveniente de México, Ricardo es el típico hijo de una familia adinerada, cuyo padre siempre fue una luminaria durante todo su trayecto académico y el cual no espera menos de su hijo.

Entre olímpicus y los alumnos que entran por petición, el Olympus Plateau admite solamente 40 nuevos estudiantes cada año; pero existe una gran diferencia en el trato que reciben los alumnos que ingresan por petición y los olímpicus, pues éstos últimos siempre son vistos “hacia arriba” por todos.

Es de éste modo que Robelo introduce uno de los temas principales a ser abordados en ésta novela; la de una supuesta Perfección que se espera de todos los pertenecientes a Olympus Plateau.

Durante su estancia en éste grupo de élite, Ricardo conoce Dhyana Lockhart, una muchacha proveniente de Inglaterra, con quien forja una relación muy cercana. Junto con Marcela Zaldumbide, proveniente de Argentina; y Abel Murasame, proveniente de Japón, deberá soportar las exigencias de ésta institución y tratar de ser como todos: “perfectos”.

Robelo comenta: “Aunque sigue siendo un proyecto ‘no-lanzado’ dentro de mi propia historia personal, y que no pasó a evolucionar como después lo haría Escuela de Psíquicos, no deja de ser una historia interesante. Una historia de altas expectativas, y de fracaso. Una historia donde se busca la “¡Perfección!” y la objetividad, sin importar los sentimientos de los estudiantes. Ésto es LA ESCUELA DE LOS GOLPES DUROS.”

Transfondo

“La Escuela de los Golpes Duros”, fue escrita por Robelo mientras era estudiante de la FAMAT (Facultad de Matemáticas de la Universidad de Guanajuato). Al igual que “Escuela de Psíquicos”, “La Escuela de los Golpes Duros” estaba planeada originalmente para ser desarrollada en diez libros. No obstante, Robelo no continuó sus estudios en la FAMAT. Y en la historia, Ricardo no logra salir avante de los contratiempos que se le ponen enfrente; ésto representa la única novela de corte fantástico de Richa Robelo en la cual el protagonista fracasa. El proyecto tan sólo quedó en los escritos de lo que hubiese sido el primer libro, al final del cual Ricardo es derrotado, y decide retirarse y desaparecer, mientras el mundo es engolfado por la guerra. El libro nunca fue publicado.

Originalmente, Robelo había compilado 12 tracks para un soundtrack alusivo a La Escuela de los Golpes Duros (algo así como “Música de…”), la cual servía solo como una playlist temática para inspirarse mientras la escribía. Ésta incluía la canción de protesta “Another Brick in the Wall”, de Pink Floyd. Obviamente, dado que la novela nunca vió la luz, el soundtrack quedó relegado también.

Lanzamiento del soundtrack

Mientras cursaba su sexto semestre en la Licenciatura en Psicología, Robelo tuvo una serie de dificultades en lo que a su práctica profesional se refería, particularmente con sus compañeros de semestres superiores. Por disposiciones del programa, le tocaba ser practicante del área Clínica; tocándole compartir asesoría con sus compañeros de 7mo. semestre bajo la dirección de la Mtra. Carmen Vargas. Antonio comenta: “Me encontré con varias paredes que, siendo totalmente sincero, no esperaba que estuviesen ahí. (…) Pero, lo que más me movió fue encontrarme con mis compañeros de semestre superior convertidos en unos verdaderos monstruos. (…) Basados en una supuesta “objetividad”, y echando mano de sus conocimientos en psicología, no dudaron en atacarme cuando yo tuve dificultades con mi paciente. (…)

 Éstos jóvenes, los que ahora están en séptimo semestre… ellos no solían ser así. Ellos solían ser más espontáneos, más sinceros. Pero ahora el sistema los ha absorbido. Haciendo uso de sus supuestos conocimientos en psicología, han evitado abordar al otro, y, en el proceso, evitar abordarse a ellos mismos. Han olvidado lo que, en esencia, necesita el ser humano para su ayuda: el acompañamiento, y el ayudarse a ver a sí mismo.” Sus vivencias lo hicieron recordar los temas que había tratado para “La Escuela de los Golpes Duros”, y fue con motivo de éstas vivencias, que decidió producir el soundtrack.

Re-visitó muchos de los temas musicales que había compilado originalmente para la novela, y les dió un tratamiento de “re-masterización”, además de agregar unas cuantas pistas nuevas.

El Olympus Plateau, al menos para mí, es una alegoría de la perfecta estupidez del humano. Es una representación de cómo, al momento de glorificar y resaltar los logros de unos, al mismo tiempo estamos menospreciando a quienes no han alcanzado los mismos logros. El ser humano no es perfecto; sencillamente porque no reconoce en sí mismo la imperfección. Creemos que alguien es ‘mejor ‘, porque tiene premios; en fin, por ser reconocido. No valoramos a las personas por lo que son, sino por lo que han hecho o logrado. Hasta donde yo tengo entendido, independientemente de nuestras capacidades y logros, todos somos humanos.

El tema principal de La Escuela de los Golpes Duros, una melodía de tan sólo 16 notas, estaba siempre en mi mente cuando caminaba por las instalaciones FAMAT-CIMAT, durante mi estancia como estudiante en la Facultad de Matemáticas. Compuesto originalmente por Tsukasa Tawada, éste tema inspira grandeza, admiración; el sólo hecho de estar estudiando en ésta escuela, hasta arriba de la montaña, ‘donde sólo las águilas se atreven’… Aún hoy en día, cuando recuerdo mis vivencias en FAMAT, se me viene a la mente ‘La Escuela de los Golpes Duros’… junto con ésta melodía.

Lista de pistas

  1. “En la Escuela de los Golpes Duros” – 1:40
  2. “Tema de Ricardo” – 1:01
  3. “Compañera de Banca (Tema de Dhyana)” – 4:23
  4. “El interior de Olympus Plateau” – 2:00
  5. “¡Perfección!” – 7:50
  6. “La Carrera de Héctor” – 2:08
  7. “Marcha Fúnebre (Tema del Ejército Imperial)” – 4:19
  8. “Tema de Herbert” – 1:28
  9. “Tema de Orlando” – 3:26
  10. “Viajando con Amigos” – 3:38
  11. “Neville” – 4:28
  12. “¿Pertenezco yo a éste lugar?” – 1:37
  13. “Y Yo Hui” – 0:26
  14. “Requiem por un Sueño” – 3:54
  15. “Despedida/Algunas Palabras de Admiración” – 3:46
  16. “Créditos Finales” – 5:41
  17. “¡Paga tus Deudas!” – 10:52
  18. “Break Off!!” – 3:51
  19. “Another Brick in the Wall, pts. 1-3” – 7:10
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s